Guterres nombra a los expertos independientes que auditarán a UNRWA

El Secretario General, en consulta con el Comisionado General de la UNRWA, ha designado un grupo de trabajo independiente para evaluar la neutralidad de la agencia para los refugiados palestinos, que estará liderado por la exministra francesa Catherine Colonna y cuyo informe verá la luz en abril.

El grupo, externo a la ONU, evaluará si UNRWA está “haciendo todo lo posible para garantizar la neutralidad y responder a las denuncias de violaciones graves cuando se presentan”. Colonna trabajará con tres organizaciones de investigación: el Instituto Raoul Wallenberg en Suecia, el Instituto Chr. Michelsen en Noruega y el Instituto Danés de Derechos Humanos.

El grupo presentará un informe provisional al Secretario General a finales de marzo de 2024, con un informe final que se espera completar a finales de abril de 2024 y que se hará público.

Esta revisión externa independiente la anunció el comisionado general de UNRWA el pasado 17 de enero antes de que se conocieran las denuncias de la presunta participación de 12 empleados de la agencia en los ataques del 7 de octubre. Estas graves denuncias están siendo investigadas en paralelo por la Oficina de Servicios de Supervisión Interna (OIOS) de la ONU. La cooperación de las autoridades israelíes, quienes hicieron estas denuncias, será fundamental para el éxito de la investigación, dijo Guterres.

Un convoy de UNRWA en Gaza, alcanzado por fuego de artillería naval

En Gaza, un convoy de UNRWA que esperaba para llevar alimentos al norte de la Franja ha sido alcanzado por fuego de artillería naval de Israel.

“Aunque enviamos notificaciones sobre todos los convoyes de ayuda y coordinamos todos nuestros movimientos, los convoyes siguen siendo atacados. Los civiles y la ayuda a los civiles deben ser protegidos en todo momento”, dijo Philippe Lazzarini en X.

El Programa Mundial de Alimentos informó el pasado viernes que tampoco había logrado llegar al norte de Gaza por tercera vez en una semana.

“Logramos solo cuatro convoyes en el mes de enero, eso son alrededor de 35 camiones de alimentos para casi 130.000 personas”, dijo Matthew Hollingworth, director del PMA para Palestina. “Es realmente insuficiente para evitar una hambruna y sabemos que el hambre en Gaza está alcanzando ese nivel ahora”.

Más de 27.400 personas, en su mayoría mujeres y niños, han muerto en Gaza por los ataques israelíes y más de 66.800 han resultado heridas.

Ocho grandes tecnológicas llegan a un acuerdo con la UNESCO por una Inteligencia Artificial más ética

© Unsplash/Steve Johnson

Ocho grandes compañías tecnológicas han llegado a un acuerdo con la UNESCO para para construir una inteligencia artificial más ética.

Las empresas, GSMA, INNIT, Lenovo Group, LG AI Research, Mastercard, Microsoft, Salesforce y Telefónica,se comprometen a integrar las recomendaciones de la agencia sobre el uso de la inteligencia artificial.

“Esta alianza entre los sectores público y privado es fundamental para construir la IA en beneficio común”, dijo la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay.

Es la primera vez que empresas privadas se comprometen con las Naciones Unidas en esta área.

El acuerdo establece que se deben cumplir con los estándares de seguridad, identificar los efectos adversos de la IA y tomar medidas oportunas para prevenir, mitigar o remediarlos, de acuerdo con la legislación nacional.

Las interrupciones del tráfico marítimo pueden encarecer los alimentos

Un barco carguero comercial pasa por el Canal de Panamá.

Noticias ONU/Daniel Dickinson

El economista jefe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) alerta de que las interrupciones al tráfico marítimo en el Mar Rojo y en otras rutas clave como el Mar Negro y el Canal de Panamá pueden hacer subir el precio de la comida.

Los ataques en el Mar Rojo encarecen los seguros; además, para evitarlos algunas empresas cambian la ruta de los barcos, por otras más largas, lo que implicará un mayor costo.

En el Mar Negro, la guerra de Ucrania tiene paralizado el tráfico marítimo. Mientras que en Panamá, el problema es la sequía.

“Al haber menos agua, la velocidad de moverse de esos barcos se reduce, porque hay congestión. No pueden mover la misma cantidad o el mismo tamaño de barcos a la velocidad anterior, y eso aumenta los costos porque hay más demora, entonces es un costo muy grande, y además se buscan alternativas, como mover parte del contenido en barcos de menor tamaño o a través de otros mecanismos, utilizando trenes, etcétera. Entonces eso afecta la movilidad en un canal que es muy activo para mover, por ejemplo, todo lo que es la producción de Sudamérica de cereales y productos de alto valor a otros continentes, especialmente Asia. Entonces hay que estar muy atentos, se están haciendo todos los esfuerzos, pero es importante tomarlo en cuenta porque es lo que está pasando ya hace varios meses”, explica Máximo Torero.

 El principal producto que podría verse afectado es el petróleo y entre los alimentos, el arroz.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *